Un resto-bar cultural es la suma entre restaurante, bar y diferentes propuestas culturales.

  “De modestia… na”  fusiona los conceptos de restaurante, bar y punto de encuentro cultural,                                                       dando como resultado un espacio singular y abierto a todo y a todos:                                                                             una cafetería con terraza para desayunar y disfrutar de sus exquisitas tostadas con tomate;                                                       un restaurante para comer a diario sus menús caseros;                                                                                             un bar para el encuentro de amigos y parejas, con cervezas, hamburguesas, flamenco, raciones, tostas o ensaladas                                 y un espacio para la agenda cultural en el que el jazz, el funk, el soul, el flamenco, el tango, el teatro, la poesía,                                     la fotografía, las conferencias, las exposiciones, las tertulias o los coloquios tienen un lugar reservado.